Qué es Montessori

El método Montessori

Todos hablan de la pedagogía Montessori como de un método educativo nuevo. Sin embargo ¡tiene más de cien años de vida! Lo que le ha dado una vitalidad tan llamativa es que los avances contemporáneos de las neurociencias no cesan de darle la razón a su autora: María Montessori.

La pedagogía Montessori es un método de educación abierta, cuya finalidad es dejar a los niños la mayor libertad posible para explorar el mundo a su propio ritmo, atendiendo al mismo tiempo a su necesidad natural de orden y trabajo.

La palabra clave es autonomía. Los adultos no hacen nada que los niños puedan hacer por sí mismos, ni tampoco se les obliga a hacer cosas concretas: solo se les ayuda a seguir los caminos que ellos mismos eligen recorrer. Dando la oportunidad a los niños de evolucionar según sus instintos y sus deseos, se les permite dar rienda suelta a su necesidad natural de aprende y, a la vez, se optimiza su potencial de desarrollo.

María Montessori

Creadora de la metodología Montessori

BIOGRAFÍA
Sus orígenes

María Montessori nació el 31 de agosto de 1870 en Chiaravalle (Italia). Su padre, Alessandro, era conservador, severo y riguroso. Su madre, Renilde, era hija de terratenientes, y sobrina de Antonio Stoppani, filósofo, científico y teólogo. Muy culta, defendía las aspiraciones liberales, pese a las limitaciones sociales y culturales propias de las mujeres de la época. Renilde se sintió muy cercana a su hija y respetaba su libertad.

Su formación

En Roma, después de cursar la escuela primaria, María soñaba con convertirse ingeniera. Entonces, empezaron los enfrentamientos con su padre que quería que fuera maestra. Pero gracias al apoyo decidido de su madre, María se inscribe en una escuela técnica para chicos. Se apasiona por las matemáticas y la biología. Estudiante brillante, consigue una beca para la universidad. Se titula en ciencias naturales. Luego en medicina y cirugía. Lo hace pese al hostigamiento permanente de un mundo académico que no acepta a mujeres en su seno. No obstante, su inteligencia y talento le granjean la simpatía de algunos de sus maestros. A sus 26 años, es la primera mujer titulada en medicina de Italia. En 1896, se doctora en psiquiatría.

ACTIVIDAD INVESTIGADORA Y PROFESIONAL

En el Congreso Internacional de Mujeres, que tiene lugar en 1896 en Berlín, en varias de sus intervenciones, María Montessori defiende la emancipación de la mujer. Reclama condiciones de trabajo más humanas y la igualdad de salarios con los hombres. Compagina su actividad profesional como médica, con la investigación. Descubre que la educación es más eficaz para los niños con enfermedades mentales que los tratamientos médicos. Como directora de la Escuela de Ortofrenia, María consigue unos resultados sorprendentes, demostrando que los niños deficientes son capaces de aprender como los demás niños, incluso pueden superar sus competencias. A partir de 1906, extiende la utilización de sus métodos y materiales pedagógicos a niños de preescolar normales. Empieza a trabajar con niños de medios desfavorecidos. Sus logros en esta nueva faceta la convierten en mundialmente fam osa. Tiene un hijo siendo soltera. Lo deja al cuidado de una nodriza, hasta la edad de 17 años, en que el chico, por fin, vive con su madre. Su hijo Mario expandirá y proseguirá la obra de su madre hasta su muerte, a los 83 años. En 1912, se abren las primeras escuelas Montessori en Estados Unidos. Seguirán Holanda y Austria. En 1936, publica su libro El niño, el secreto de la infancia, donde expone lo esencial de sus ideas. Cuando Mussolini cierra todas las escuelas Montessori de Italia, María se instala en España. Pero el gobierno de Franco la obliga de nuevo a huir. Esta vez elige para instalarse Holanda, donde crea la Asociación Montessori Internacional (AMI). Con la guerra mundial, viaja a la India, donde también se fundan numerosas escuelas Montessori. Conoce a Gandhi, Nehru y Tagoré. En 1949, publica La mente absorbente del niño, obra marcada por la filosofía hindú. María Montessori muere el 6 de mayo 1952 en Noordwijk aan Zee, Holanda.

Qué es una escuela Montessori

El niño no es un vaso que hay que llenar, sino una fuente que dejamos que brote.”

El niño decide

Cada día, se habla más de la pedagogía Montessori. Seguramente, lo que llame más la atención de este enfoque sea que se dé prioridad a las actividades individuales frente a las colectivas. El niño se dirige solo hacia el material y elige aquél que prefiere para aprender. Es decir que, en esta modalidad de educación, prevalece la libertad del niño sobre la planificación previa de la actividad pedagógica por parte del educador. Se considera que cuando el niño elije un material, sitúa su mente en una modalidad sensible al aprovechamiento óptimo de dicho material.

Los resultados

El resultado es que los niños no solo acaban alcanzando los requisitos de la educación oficial, sino que los superan. Muy pronto, manipulan un gran número de letras del alfabeto, realizan operaciones y descubren el placer de aprender y de leer.  Además, el espíritu de competición y de comparación que prima en la enseñanza clásica, aquí se troca en colaboración espontánea.

El niño explora

Una vez que el niño sabe cómo utilizar el material, el educador le deja autónomo frente a su recorrido de exploración. Lo observa a distancia y permanece pendiente de sus peticiones de ayuda. Algunos pensarán que el niño es abandonado a su suerte. Pero ¡es todo lo contrario! A su edad más temprana, el niño es confrontado a sus responsabilidades.

Clases mezcladas

La mezcla de niños de distintas edades es un objetivo en sí para la pedagogía Montessori, ya que crea sorprendentes dinámicas de emulación y colaboración. Los más pequeños se identifican con los mayores, y los observan para imitarlos. Mientras, los mayores progresan con más rapidez cuando ayudan a trabajar a los más pequeños.  Decía Montessori: “Un niño que es capaz de volver a explicar un concepto a otro más pequeño, está alcanzando un nivel superior de dominio del concepto. Y, lo más importante, se vuelve consciente del camino que su mente ha recorrido. Todo ello incide positivamente en la autoconfianza y la autoestima”.

El ambiente Montessori

Para la pedagogía Montessori, el ambiente es fundamental. Si es atractivo, el niño va a a ir a buscar el material y realizar sus actividades con mucho más entusiasmo. Junto con el material el/la educadora (que llamamos guía), el ambiente es uno de los pilares de la pedagogía Montessori. ¿Por qué importa tanto el ambiente? Porque tiene el poder de calmar, dar seguridad, incitar a la concentración y despertar el interés del niño. ¿Cómo lo hacemos? Cuando esperamos al niño o niña, le preparamos su nidito acogedor. Llevará sus marcas y sus puntos de referencia. Es un lugar que le dará confianza y desde el cual va a aprender a conocer y a amar. Elegimos con cuidado para él/ella los colores y el material. Cuidamos cada detalle. Es importante que los materiales y las estanterías no estén sobrecargados. Los niños necesitan ofertas claras. Damos más importancia a la calidad que a la cantidad: los materiales deben ser nobles, sensoriales y armoniosos. Los juguetes tienen que ser también herramientas de trabajo. Rechazamos los materiales sonoros o luminosos porque generan estrés y cansan a los niños. Son, por tanto, un obstáculo para su concentración. Por otra parte, no intentamos adaptar al niño al entorno, sino al revés. Para él, es mucho más eficaz y mucho menos estresante.   Cuando le decimos al niño que cuelgue su abrigo, es mucho más fácil para él si su percha está claramente definida. Así, todo se torna fácil para él. El niño puede hacer muchas cosas solo, pero todo ello ello requiere preparación previa por nuestra parte. Intentamos que no necesite pedir ayuda para alcanzar algo. No debe coger una silla y subirse para llegar a un armario para acceder a la actividad que ha elegido. Este proceder favorece su capacidad de iniciativa y su capacidad de emprendimiento.

¡Tú conoces a muchos montessorianos!

¿Es una casualidad que entre los montessorianos más famosos se encuentren…

Larry Page y Sergey Brin

Larry Page y Sergey Brin

Fundadores de Google

Jeffrey Bezos

Jeffrey Bezos

Fundador de Amazon

Jimmy Wales

Jimmy Wales

Cofundador de Wikipedia

Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg

Cofundador de Facebook

Así como otros inventores, innovadores y científicos de máximo nivel, como…

Alexander Graham Bell

Alexander Graham Bell

Inventor del teléfono

Sigmund y Anna Freud

Sigmund y Anna Freud

Teóricos de la psicólogía

Jean Piaget

Jean Piaget

Padre de la psicología científica

Henry Ford

Henry Ford

Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez

Bertrand Russell

Bertrand Russell

León Tolstoi

León Tolstoi

Ana Frank

Ana Frank

y escritores o pensadores como…?

También fueron a escuelas Montessori, entre otros, artistas, políticos y otros personajes que también conoces como:

George Clooney

George Clooney

Actor

Hugh Grant

Hugh Grant

Actor

Jacqueline Bouvier Kennedy Onasis

Jacqueline Bouvier Kennedy Onasis

Guillermo y Harry de Inglaterra

Guillermo y Harry de Inglaterra

Michael Douglas

Michael Douglas

Actor

Beyoncé

Beyoncé

Cantante

Bill, Hilary y Chelsea Clinton

Bill, Hilary y Chelsea Clinton

Katharine Graham

Katharine Graham

Propietaria del Washington Post y premio Pulitzer