Casa de niños

Proyecto de Casa de niños (3 a 6 años)

Nuestros proyectos pedagógicos no tienen un carácter definitivo: están abiertos. En realidad, son una base para asegurarnos empezar el año en las mejores condiciones posibles.

Objetivos

La escuela Montessori es un lugar de tolerancia, buena voluntad, libertad y respeto. Pero también es un lugar donde prevalece el orden y el trabajo. Se aprende con gusto, en un ambiente de paz que respeta los ritmos de desarrollo y las particularidades individuales de cada uno.

La pedagogía Montessori nunca induce a la competición, todo lo contrario: fomenta la cooperación y la solidaridad.  También se promueve la confianza en uno mismo, que se ejercita y mantiene en todo momento, para ayudar a los niños a desarrollarse física, intelectual y sicológicamente.

Resultados de un ambiente Montessori

Los efectos en el aprendizaje de los niños de todo el material Montessori han sido testados científicamente.

El desarrollo de la autonomía

Los educadores acompañan el desarrollo de los niños proponiéndoles actividades que les van a permitir cuidar de sí mismos: vestirse, peinarse, lavarse las manos…; cuidar del entorno: barrer, quitar el polvo, regar las plantas, recoger la mesa…; ejercitar gestos de vida cotidiana: trasvasar, atar, desatar, abrochar… Todas estas actividades favorecen además el desarrollo de la motricidad fina.

El desarrollo de la concentración

Para aprender hay que concentrarse. La mejor forma de concentrarse es fijarse en una tarea y cumplirla con sus manos. Las actividades que le son propuestas son progresivas para desarrollar la coordinación ojo-mano.

El desarrollo del respeto

En términos generales, en la pedagogía Montessori los educadores hablan a los niños con el mayor respeto. Ambicionan entre otras cosas:

  • Practicar una educación para la paz y la no violencia.
  • Fomentar la adquisición de un vocabulario emocional.
  • Desarrollar la capacidad de identificar y gestionar sus emociones y sus necesidades afectivas.

El desarrollo de la responsabilidad

En la casa de los niños, cada peque tiene que realizar cada día servicios para que el espacio resulte más agradable para todos: colocar las sillas, ordenar la biblioteca, limpiar los pinceles… Por otra parte, el niño es protagonista de su proceso de aprendizaje. El educador le presenta los objetivos de la tarea, y a partir de ahí el niño planifica el trabajo semanal. Cuando se un poco más mayor, se autoevaluará respondiendo a preguntas como: ¿he alcanzado mis objetivos? ¿Qué me convendría hacer ahora?

El desarrollo de la personalidad

A estas edades, el niño construye su personalidad, por lo que el trabajo se vuelve progresivamente más individual, a un ritmo que depende de cada niño. Ya es capaz de aprender a:

  • Respetar el trabajo de los demás.
  • Hablar en voz baja.
  • Situarse sin estorbar.
  • No molestar cuando se desplaza de un lado a otro.
  • Escuchar a los demás sin interrumpir.
  • Esperar su turno para hablar.
  • Intercambiar, debatir.
  • Compartir juegos colectivos.

Un día típico en Casa de niños

La recepción (9:00h)

Cuando llegan los niños, se sientan en el suelo alrededor de la guía, quien invita a los más tempraneros, por ejemplo, a contar lo que hicieron durante el fin de semana. Cuando ya están todos y el grupo está tranquilo (la energía colectiva ha sido intencionadamente canalizada con ese propósito), se levantan y van a trabajar al aula, que nosotros llamamos ambiente (environment).

Ya en clase (9:30h)

Durante 2 horas y media, los niños trabajan con el material Montessori, ya que es el momento del día en que su capacidad de concentración es más elevada. Cada niño/a elige, siempre bajo la mirada atenta de la guía, un material que ya conoce y con el que le gustaría trabajar. El desarrollo de la actividad se basa en el esquema: manipulación > repetición > concentración > aprendizaje.  La guía presenta nuevos materiales a los niños que todavía no se han decidido por alguno.

Almuerzo

A media mañana, se realiza una pausa para tomar una fruta a elegir como mínimo entre tres tipos. En la clase, los niños tienen cada uno su set de mesa que colocan en el sitio adecuada sobre la mesa. Si a un niño le apetece comer su fruta antes o después que los demás, puede hacerlo. En todo caso, todos, cuando ya saben hacerlo, cortan solos la fruta. Si no, son ayudados por la guía. Cuando han acabado, van a tirar los restos a la basura, y lavan su set, antes de devolverlo a la casilla que le corresponde. Después, se reincorporan al trabajo.

 

Salida al jardín (11:30h)

De 11:30h a 12h, los niños recogen su trabajo y lo guardan. Entonces se agrupan tras la línea. Para canalizar adecuadamente la energía del grupo, es importante administrar los momentos de transición entre una actividad y otra. En este caso, se trata de que los niños salgan al exterior sin hacer mucho ruido, pues este es uno de los momentos con mayores riesgos de agitación. Para ello, la guía les llama por su nombre de uno en uno, para que salgan ordenadamente. En cualquier caso, el niño/a va a equilibrar en el jardín su superávit de energía, antes de ir a comer.

Trabajo en grupo, actividad física, artística o musical, huerto…

La guía también organiza actividades en grupos pequeños, para que los niños puedan aprender canciones, cultivar flores, plantas aromáticas u hortalizas en el huerto, etc… Las actividades artísticas siempre están presentes. Los caballetes, por ejemplo, siempre están disponibles para los niños que quieren pintar. Todas las semanas hay actividades físicas en grupo para que los niños desarrollen su motricidad y el espíritu de equipo.

 

 

La comida (13:00h)

La comida es siempre un momento de convivencia agradable, y una oportunidad de máxima autonomía para los niños: ponen y quitan la mesa, se sirven el agua en jarras adaptadas a sus manitas, recogen, vacían, lavan y guardan sus sets de mesa. Después de comer, pueden incluso limpiar las mesas y barrer las migas. En resumen, aprenden a comportarse como los mayores.

 

Hora de relajarse

Después de la siesta, que no es obligatoria, los niños vuelven al trabajo hasta las 16h, cuando vienen a recogerlos. Esperando a los padres y madres, los niños se sientan en el suelo alrededor de la guía, quien les lee un cuento o con quien cantan canciones. Este también es un momento para que los niños hagan lo que les apetezca y se relajen en la escuela. Canalizada la energía, van a ponerse sus abrigos o chaquetas y zapatos con calma. Para salir ordenadamente, los llaman de uno en uno. ¡Libertad, sí, pero dentro de un orden!

 

Tono bajo y cortesía

En las escuelas Montessori, todos los niños hablan en un tono bajo, mostrando así respeto por el trabajo y la concentración de los demás. Si un niño/a quiere hablar con la guía y esta no se encuentra muy cerca, puede levantarse y acercarse a ella, o sentarse en la cola detrás de la línea, a la espera de que la guía termine lo que está haciendo con otro niño/a, y esté en condiciones de atenderle.

Actividades de Casa de Niños

El lenguaje

El lenguaje hablado

  • Leer libros y contar historias
  • Conversación

Enriquecimiento del vocabulario

  • Nombrar los objetos del entorno
  • Imágenes clasificadas: la casa, el entorno social, la naturaleza…
  • Las denominaciones clasificadas: botánica, zoología, geografía
  • La granja
  • Juego de preguntas

El lenguaje gráfico

  • Juego de análisis de sonidos
  • Dibujo de formas
  • Letras rugosas
  • Alfabeto móvil 1, 2, 3
  • Las pizarras

La lectura

  • La caja de objetos nº 1
  • Fonemas, introducción: la caja de objetos n ° 2
  • Fonogramas:
  • – Los bolsillos de lectura
  • – Los folletos
  • – Los sobres homofónicos
  • Las imágenes clasificadas: etapa después de la lectura
  • Las denominaciones clasificadas, etapa después de la lectura

La naturaleza de las palabras: caja de símbolos

  • El artículo
  • El adjetivo
  • Juego del adjetivo lógico
  • Juego del detective
  • La conjunción
  • La preposición, juego de la preposición
  • El verbo
  • – Pasado/presente
  • – Transitivo/intransitivo
  • El adverbio
  • Juego del adverbio lógico

Análisis de la frase

  • Análisis estructural de la oración – etapa I
  • Análisis estructural de la oración – etapa II
  • Análisis de frases con extensiones: atributos y aposiciones
Música

El material musical se apoya en los sonidos. Las notas son aisladas unas de otras con el fin de que el niño capte toda su sutileza.  María Montessori recomendaba utilizar campanillas, que reproducen todas las notas y medias notas. Esto le facilitará que después pueda situarlas en el pentagrama.

  • Cantar
  • Tocar instrumentos
  • Bailar
Área sensorial

Visual

  • Encajar cilindros
  • La torre rosa
  • La escalera marrón
  • Barras rojas
  • Los colores: caja 1
  • Los colores: caja 2
  • Los Colores: gradaciones – caja 3
  • Taller de geometría
  • Taller de botánica
  • Triángulos de construcción: caja 1
  • Triángulos de construcción: caja 2
  • Triángulos de construcción: caja 3
  • Triángulos de construcción: caja 4
  • Triángulos de construcción: caja 5
  • Figuras superpuestas
  • El cubo del binomio
  • El cubo del trinomio
  • Cilindros de colores
  • La mesa de Pitágoras, el decanomial

Táctil

  • Liso y rugoso
  • Liso y rugoso: las tablas
  • El globo liso y rugoso

Estereognóstico

  • Los sólidos geométricos

Los sacos esterognósticos

  • Las telas
  • La separación de semillas
  • El saco misterioso

El sentido del peso, térmico, auditivo, olfativo y gustativos

  • El peso de las tablas
  • Las botellas térmicas
  • Las tablas térmicas
  • Las cajas de ruidos
  • Las campanillas
  • Las botellas de olores
  • Los sabores
Geografía

Se intenta dar al niño una visión global del mundo. Desde el primer instante, distingue los mares de los continentes, gracias a los globos terráqueos y planisferios, o mapamundis vírgenes, que son materiales muy sencillos. Más tarde, se introducen los países.

  • El globo terráqueo
  • El planisferio
  • Los puzles de continentes
  • Las banderas
  • Los contrastes entre tierra y agua
Ejercicios de vida práctica

Muchas de estas actividades, los niños ya las practican en su casa. Se trata de hacer que dichos gestos sean más autónomos y permitir su repetición y perfeccionamiento.

Ejercicios preliminares

  • Llevar una silla
  • Llevar una Mesa
  • Llevar una bandeja
  • Levar una papelera
  • Abrir y cerrar una puerta
  • Enrollar y desenrollar una alfombra
  • Barrer

Cuidado del medio

  • Escurrir una esponja
  • Limpiar el polvo (gamuza, plumero)
  • Abrir y cerrar cajas
  • Abrir y cerrar frascos
  • Cepillar una alfombra
  • Atornillar, desenroscar tuercas
  • Abrir y cerrar candados
  • Usar pinzas para la ropa
  • Doblar telas
  • Doblar papel
  • Cortar papel con tijeras
  • Trasvasar con una cuchara
  • Verter arena de un cubo a otro
  • Verter agua de una jarra a otra
  • Verter agua de una jarra a vasos
  • Verter agua de una tetera en una taza
  • Limpiar el espejo
  • Abrillantar cobre o latón
  • Cuidar las plantas
  • Cambiar el agua de las flores
  • Coser, primeros pasos
  • Poner la mesa
  • Lavar la mesa
  • Echar arroz de un recipiente a otro

Cuidado personal

  • Abrochar presillas, botones pequeños y grandes, alfileres, grapas, cremalleras, ganchos, nudos, lazadas.
  • Lavarse las manos
  • Dar cera a los zapatos

Juegos colectivos de coordinación motriz

  • Andar sobre una línea y otros ejercicios
  • Lección de silencio

Cortesía

  • Distintos ejercicios
Arte
  • Garabatear
  • Moldear con arcilla
  • Dibujar en la mesa
  • Pintar en caballete
Matemáticas

La primera numeración de 1 a 10

  • Las barras numéricas
  • Los números rugosos
  • La asociación de barras numéricas y números
  • Los husos
  • El juego de fichas (par, impar)
  • El juego de memoria de los números

El sistema decimal

  • Primera tabla: presentación de cantidades
  • Los símbolos
  • Segunda tabla: la formación de grandes números
  • Operaciones con el sistema decimal: material del sistema decimal para las operaciones
  • Los sellos
  • La tabla de puntos

La siguiente numeración

  • Numeración de 11 a 19: perlas de colores
  • La primera tabla de Seguin
  • Segunda tabla de Seguin
  • La cadena de los 100
  • La cadena de 1.000
  • El mueble de lñas perlas de colores (contar saltando).

La memorización

  • La serpiente de la suma
  • La tabla de la suma
  • Las tablas de memorización 1, 2, 3, 4, con controles (1 y 2)de la adición 1, 2, 3,4
  • con controles (1 y 2)
  • La serpiente de la resta
  • La tabla de resta
  • Las tablas de memorización de la resta 1 y 2 y control (1)
  • Las perlas de color (memorización y multiplicación)
  • El cuadro de la multiplicación
  • Las tablas de memorización de la multiplicación 1,2,3 y control (1 y 2)
  • El cuadro de la división
  • Las tablas de memorización de la división 1 y 2

El paso a la abstracción

  • El pequeño ábaco
  • El material de las jerarquías
  • El gran ábaco
  • La gran división con bolos

El material del aula de Casa de niños

En el aula Montessori, las mesas, las sillas, las estanterías, los colchones para la siesta, todo está a la altura de los niños, de modo que puedan desenvolverse con autonomía en la medida de lo posible. El material pedagógico que se utiliza está concebido para aislar las dificultades y favorecer la autocorrección de errores. Si el niño se equivoca, tiene la oportunidad de corregir sin estar continuamente sometido a un juicio externo.

Por ejemplo, si el niño trasvasa unos garbanzos de un vaso a otro, debe recoger las que han caído fuera. Si tiene que meter unas cajas dentro de otras, se dará cuenta que la mayor no entra en las más pequeña. Los niños mayores, hacen ejercicios teniendo la oportunidad de consultar unas fichas de corrección y proceder a rectificar el mismo sus errores. De esta manera, el niño experimenta sin ser juzgado, lo cual refuerza su autoestima.